velo vestidos de novia¿Ya has elegido el vestido para el día de tu boda? Si la respuesta es afirmativa, el siguiente paso es encontrar los complementos ideales para completar tu look. Entre esos accesorios estéticos hay uno que destaca por encima de los demás. Hablamos del velo. Podrías pensar que el velo es algo solo reservado para las ceremonias religiosas, pero, nada más lejos de la realidad. Ya sea para una ceremonia íntima, para una boda en la playa o en un gran salón, existe un velo que encajará a la perfección.

Tipos de velos para vestidos de novia

Hay tantas variantes de velos como vestidos de novias. Existen desde los más tradicionales, al más puro estilo de las novias clásicas, hasta los más modernos que apuestan por una estética más informal. Pueden ser lisos, como los de tul de seda, o pueden llevar distintos tipos de apliques como encajes, bordados, pedrería…

velo vestidos de novia

Además, también existen diferentes tipos de velo según su largura y la manera de colocarlo. Pueden cubrir el rostro o ir por la espalda de la novia. En cuanto al tamaño, encontramos muchas posibilidades: algunos llegan hasta el suelo, otros hasta los codos, otros hasta los hombros… Lo importante es que te veas bien con él y lo lleves de forma cómoda.

Consejos para elegir el velo perfecto

Una vez que ya conocemos cuáles son los tipos de velos existentes, es hora de que decidas cuál es el más apropiado para ti. Para ello, hay una serie de consejos que debes tener en cuenta:

  • Es imprescindible que el velo que elijas combine con el estilo de tu boda y que se adapte a tu personalidad. Además, debe complementar perfectamente con tu vestido y con el resto de los accesorios.velo vestidos de novia
  • El protagonismo de ese gran día es para el vestido. El velo nunca debe destacar sobre él. Su función es la de ser un sutil complemento. Por ello, si tu vestido es sofisticado, con encajes y tejidos elaborados es recomendable un velo liso y sin detalles. Si, por el contrario, tu vestido es más sencillo, puede usar un velo con encajes y bordados para realzar la belleza del vestido.
  • El color. Si quieres apostar por un valor seguro, elige un velo del mismo color que tu vestido de novia. Si eres más atrevida, y quieres seguir una tendencia que pisa fuerte en los últimos tiempos, puedes decantarte por velos de colores suaves como el rosa, el azul claro…
  • Es interesante que te pruebes varios velos. De esta manera podrás ver las diferentes posibilidades y podrás apreciar cuál es el que mejor se adecua a tu vestido y a tus gustos.
  • Los velos largos van perfectos si solo te los vas a poner para la ceremonia. Pero, si pretendes no quitártelo durante todo el día, un velo corto es una mejor opción.
  • Una última consideración a tener en cuenta es el peinado que vas a llevar el día de tu boda. Este debe primar sobre el velo. Así que el velo que selecciones debe ir acorde con el peinado escogido. Si pretendes llevar un recogido bajo o el pelo suelto, te quedarán mejor los velos más cortos. Si, por el contrario, tu melena es larga y el peinado es elaborado, lo ideal es un velo largo. Para cabellos cortos, es recomendable es que el velo salga de la parte delantera de tu rostro.

¿Tienes más dudas sobre los velos para los vestidos de novia? En Finca Los Rosales de Cubas estaremos encantados de darte todo el asesoramiento que necesitas.