Nos casamos el 9 de julio del 2016 en esta preciosa finca, Los Rosales de Cubas, y mi opinión no puede ser mejor. El trato por parte de la responsable de la finca (Soraya) es superior. Te ayuda en todo lo que necesitas y te hace sentir que ese día esa finca es tuya. Flexibilidad para todo: menús, decoración, en fin, todo estupendo. La comida es excepcional. Todos mis invitados acabaron el menú. En el cóctel ni siquiera te dejan un segundo sin nada de comer en la mano. Servicio inmejorable. La única pega que puedo poner es que no pueda volver a casarme otra vez en este lugar. Un sitio ideal. Romántico e idílico. Novios y novias de España. Si queréis una boda única no lo dudéis. No habrá ningún sitio donde el trato y la facilidad sea mejor.

  • Calidad del servicio: Excelente
  • Respuesta: Excelente
  • Relación calidad/precio: Buena
  • Flexibilidad: Excelente
  • Profesionalidad: Excelente

  • Boda en Madrid